Sigfox, una startup omnipresente

Una startup francesa reinventa la conectividad disminuyendo radicalmente los precios y el consumo de energía para los dispositivos conectados.

Conéctate  al Internet Omnipresente.

Sigfox, una startup francesa especializada en crear redes Wi-Fi, Bluetooth o GSM para el “Internet omnipresente” (IoT) en dispositivos, objetos e infraestructuras es la primera y única sociedad que ofrece una conectividad celular mundial para la Internet de los objetos, totalmente dedicada a las comunicaciones de baja velocidad.  Sigfox reinventa la conectividad disminuyendo radicalmente los precios y el consumo de energía para los dispositivos conectados.

Sigfox
Fuente: Sigfox.com

Sigfox, con base en Toulouse y fundada en 2009, no es una startup al uso, sino que cuenta con un enorme respaldo institucional en Francia. Está dirigida desde marzo de 2014 por Anne Lauvergeon, ex presidenta del gigante nuclear Areva.

La solución de conectividad Sigfox se basa en una infraestructura de antenas y de estaciones de base totalmente independientes de las redes existentes, como las redes de telecomunicaciones. Esta red, de baja velocidad solamente, se irá instalando en 60 países durante los próximos cinco años.

Estamos en un mundo cada vez más conectado, donde las decisiones deben tomarse rápidamente. La reducción del tiempo de latencia entre un evento y una acción debe surgir de un comportamiento autónomo de los objetos que nos rodean. Esto solo es posible si se tiene en cuenta cada objeto en la toma de decisión. Por eso, Sigfox ha aceptado el desafío de ser la red de la IdO, ofreciendo una infraestructura simple y de bajo consumo de energía, que pueda implantarse en todo el mundo en un lapso de tiempo muy breve”, dice Ludovic Le Moan, fundador y director general de Sigfox.

En febrero 2015, anunciaron una ronda de inversión de 115 millones de dólares entre grandes grupos industriales y de telecomunicaciones entre los que se encuentra la operadora española Telefónica, la japonesa NTT, la coreana SK Telecom; los grupos industriales galos Air Liquide y GDF; y la gestora de fondos Elliot Management.  Todo apunta a que la tecnológica acelera su plan de expansión global y pone las bases para una futura salida a bolsa.

En España, la compañía francesa tiene acuerdos a gran escala con Securitas Direct o Abertis.