PromoBot – el mejor comercial para tu negocio.

En 2013 tres ingenieros-programadores de Perm (Rusia) han construido en su garaje al primer robot autónomo ruso. Lo han llamado PromoBot y lo presentaron en un centro comercial local. El recién nacido robot realizó así su primer trabajo: promover la nueva floristería del centro comercial. Y lo ha hecho con casi 3 veces más de impactos útiles, infinitamente mejor que cualquier promotor comercial de stand humano. La historia se hizo viral y los tres jóvenes empresarios han conseguido vender 20 robots más (los montaron uno a uno y a mano), embolsando sus primeros 200.000€ en beneficios.
En 2014 la startup Promo-bot ya había conseguido 139 encargos y así empezó su expansión robótica…

Hoy tenemos el placer de entrevistar a Oleg Kivokurtsev, socio co-fundador y Director comercial de la startup rusa PromoBot.

Oleg, bienvenido a Efecto helicóptero. Cuéntenos, ¿cómo empezó todo? 

Un verano de 2009 estaba bajando del tranvía y literalmente me choqué con un dron en pruebas del cuerpo de policías de la ciudad de Perm (Rusia). El dron, que se parecía más bien a una máquina de refrescos que a un robot, no se percató de mi presencia y siguió como si nada su camino hacia el borde de la carretera, donde se volcó y se averió.

police_rbot
fuente: http://42.tut.by/306203

Yo me he quedado absorto por esta visión y sentí inmensas ganas de entrar en este mundo robótico-fantástico. Lo siguiente que hice después de este “incidente” fue entrar en la Universidad Politécnica de Perm (Rusia) para aprender el oficio del ingeniero-constructor. En el tercer año de la licenciatura se me bajaron los humos y las ilusiones. Me centré en crear una empresa que funcione y que me aporte beneficios a corto plazo. Así fundé mi primer negocio dedicado a … té. Efectivamente, un ingeniero a punto de licenciarse que funda una empresa de distribución de té chino de alta gama y que vende de 20 a 40 kg de este té en 11 restaurantes locales.

El negocio me daba suficiente dinero para seguir alimentando mis ilusiones del mundo robótico (unos 1000€/mes, algo que en Rusia se equiparaba a pertenecer a una clase media).Y entonces llegó el proyecto de fin de carrera que me ofrecía la oportunidad de crear un robot utilitario. Aproveché esta ocasión para inspirarme y crear no solo un prototipo para un sobresaliente académico sino un robot que sería verdaderamente un buen producto para comercializar.

Al Googlear un poco, he descubierto que cada quinto robot en Europa para el año 2012 sería una aspiradora inteligente y participando en varios forums de robótica avanzada, me enteré de que el mejor “corazón” para un robot de entonces era la placa base “Arduino” (perfecta para construir y programar un espanta ratas, un timbre de puerta excepcional o un sistema de “casa inteligente”). Al principio quise construir un robot pinta-señalizaciones viales, pero pronto me dí cuenta de que necesitaba ayuda de como mínimo un programador y otro ingeniero experienciado. Así fue como Igor Eremeyev y Maksim Utev se unieron al equipo. Entonces, volvimos a analizar el mercado y vimos que la idea que más potencial tenía era la de construir un robot quitanieves (en la región de Rusia en la que vivimos los inviernos son largos y la nieve se convierte en el segundo elemento más común después de polvo).

Pasado un mes ya teníamos nuestro primer prototipo que nos costó mucho sudor y unos 100€ de inversión (usamos piezas de un viejo armario de roble para el cuerpo, motor de un coche tipo Seat 800, un ramo de cables, ruedas de segunda mano y una cámara web). Desarrollamos también una aplicación para smartphones, tablets y Pcs haciendo posible manejar fácilmente al robot desde estos dispositivos y convierténdolo por tanto en un robot de telepresencia. Nuestro robot quitanieves llamó enseguida la atención de los medios nacionales y conseguimos también ganar premios en varios concursos de startups tecnológicos. Ha sido una magnífica publicidad para nosotros y nos ayudó a encontrar a un importante inversor (Igor Matsaniuk de la incubadora de startups rusa “Farminers”) para poder despegar y perfeccionar nuestro tosco prototipo.

Me hubiese gustado ver ese tosco prototipo hecho con piezas de un armario…

Mejor, no jejeje. Pero nuestro prototipo mejorado, que llamamos OMI Plow, sí que fue atractivo. Su carcasa de fibra de plástico perfeccionó su diseño y look exterior, su nuevo y potente motor de 2kN le equiparó a un minitractor

fuente: http://www.domostroy.com/
fuente: http://www.domostroy.com/

 y sus baterías de gel le proporcionaron una autonomia de 8 horas de trabajo y en condiciones extremas de hasta -50ºC. Y todo ello con la ventaja de poder manejarlo desde tu casa u oficina con un simple teléfono móvil o tablet. Ah, y con un precio muy competitivo de tan solo 3.500€.

quitanieves
fuente: www.omiplow.ru
quitanieves2
fuente: www.omiplow.ru

Vaya, es impresionante, pero ¿no nos estamos desviando del tema? Creía que ibamos a hablar de otro robot vuestro…

En absoluto, ya que OMI Plow fue nuestro primer éxito y fue el que nos llevó a la siguiente idea. Hemos entrado en contacto con Aleksei Ujakov, el CEO de una de las empresas más exitosas de la región: “Intelect stroi” (ingeniería y construcción de casas inteligentes). Al principio pensamos que Aleksei estaba interesado en nuestros robots quitanieves para usarlos en sus invernaderos automatizados, pero pronto nos desveló su plan maestro. Resulta que en su último viaje a Korea del Sur se encontró, en una feria internacional, con el entonces primer prototipo de un Robot comercial FURO-D. Era tosco en su diseño y muy caro (50.000€), pero la idea era genial; ¿qué mejor que un robot para llamar la atención de los clientes de una gran superficie? ¡Sería el mejor reclamo para cualquier comercio!

Por tanto, Aleksei nos propuso crear algo parecido, pero mejor hecho, más barato y que sea un robot realmente inteligente y autosuficiente. A modo de chiste, Aleksei nos dijo: “Chicos, ¡quiero que enseñéis a vuestro quitanieves a vender flores!”. El reto nos pareció emocionante y Aleksei además puso todos los medios técnicos y económicos necesarios para que podamos trabajar en nuestro nuevo prototipo.

Así, en cuatro meses, nació PromoBot.

fuente: http://promo-bot.ru/
fuente: http://promo-bot.ru/

Y ¿cómo conseguisteis construir tan rápido un robot inteligente y autosuficiente, sin tener experiencia en este tipo de robots? Porque entiendo que el quitanieves tendría mucha fuerza, pero era un “cabeza hueca” al fin y al cabo.

¡Somos muy buenos! Jajaja Bueno, en realidad, hoy día hay mucha información open-source en Internet, fácilmente accesible para personas con conocimientos de ingeniería robótica y programación. Simplemente aprovechamos las partes que ya estaban hechas y perfeccionamos/cambiamos las otras. Hemos mejorado por ejemplo la tecnología de reconocimiento facial y la de reducción de ruidos. La base lingüística del robot la han desarrollado nuestros amigo filólogos. Actualmente, PromoBot tiene 100.000 diferentes módulos lingüísticos, divididos en 3 partes:

a) Conocimientos específicos, necesarios para desempeñar tareas/promociones objetivo del trabajo encomendado. De manera que, por ejemplo, si PromoBot trabajara en una tienda de materiales de construcción y oyera la pregunta de “Dónde puedo encontrar cemento?”, sería suficiente para ofrecer ayuda e información necesaria inmediatamente.

b) Conocimientos generales. Es una recopilación de diferentes conceptos que no tienen conexión directa con el trabajo encomedado al robot, pero que pueden ser igualmente útiles para los clientes. El mismo robot de la tienda de materiales de construcción podría indicar, por ejemplo, qué empresa de telefonía móvil ofrece la mejor tarifa para llamadas internacionales. Esto, evidentemente tiene mucho potencial para usos publicitarios.

c) El “comodín de la llamada” que se usa cuando el robot no encuentra respuesta en las dos primeras bases de datos y entonces se conecta al Internet para bucear respuestas opcionales.

Impresionante. ¿Cuál es el modus operandi del PromoBot y qué es lo que le hace mejor en su papel que un humano?¿Cómo y dónde fue el primer “bautismo de fuego” de su robot?

Como su propio nombre indica, nuestro PromoBot está hecho sobre todo para el mundo de la publicidad y promociones, pero también puede desempeñar trabajos de un recepcionista o un guía turístico.

fuente: http://nanojam.ru/
fuente: http://nanojam.ru/

Hoy día estamos acostumbrados a ver promotores comerciales de stand en los centros comerciales, tan acostumbrados que ni siquiera les prestamos nuestra atención, incluso les intentamos evitar, se nos hace molesto.

Esta situación cambia completamente con PromoBot que es un fresco, atractivo y perfecto escaparate publicitario, un ayudante de compra, un punto de información, un profesor, un parlanchín, … en realidad, puede desempeñar una infinidad de roles.

fuente: http://promo-bot.ru/
fuente: http://promo-bot.ru/

Tiene la capacidad de mantener una conversación interesante con sus interlocutores, guardar información de sus respuestas y de su apariencia en su base de datos y de esta manera reconocerles y recordarlos si les encuentra de nuevo y darles un servicio incluso más personalizado.

Imagínense entrar en un Centro Comercial, que se le acerque un PromoBot y le llame por su nombre diciendo: “Hey, qué tal está hoy Sr./Sra.? Me acuerdo de Usted, el otro día estaba buscando X producto y le indiqué dónde encontrarlo. En qué puedo servirle hoy?”.

El cliente que compra nuestro robot, gana un trabajador a tiempo completo que nunca enferma, al que no hay que pagar horas extra ni dar clases de ventas. Gana también la posibilidad de tener una base de datos de clientes potenciales perfectamente ordenada y seccionada por días, franjas horarias, intereses y gustos; todo el que interactúe con el PromoBot se registra en su memoria y se cataloga y se convierte en información ordenada que ayuda a analizar y comprender mejor a los públicos objetivos.

En cuanto al “bautismo de fuego”, una vez terminado el prototipo 100% funcional de PromoBot, este fue llevado a un gran superficie local. El recién nacido robot realizó así su primer trabajo: promover la nueva floristería del centro comercial. Y lo ha hecho infinitamente mejor que cualquier promotor comercial de stand humano. Claro está, hubo algunos fallos, casi todos relacionados con la percepción auditiva ya que cuando había demasiado ruido o gente alrededor del robot que intentaban además hablar todos a la vez, éste lo tenía difícil para entenderles. Pero no se notó mucho, porque el robot intentaba aclarar la pregunta o disimular y cambiar de tema si la pregunta era demasiado compleja.

fuente: http://promo-bot.ru/
fuente: http://promo-bot.ru/

La historia del robot-comercial se hizo viral y pronto conseguimos vender 20 robots más (los hemos montado uno a uno y a mano jeje), embolsando unos 200.000€ en beneficios. Nuestro nuevo jefe-socio Aleksei Yujakov estuvo más que contento. Después llegaron más éxitos y más publicidad: en 2014 fuimos ganadores del concurso nacional “Generation S” en Moscú. A finales del mismo año Aleksei Yujakov recibió la propuesta del Instituto Tecnológico de Moscú (ITM) para dirigir la sección de desarrollo e ingeniería robótica, tomando como base de partida a PromoBot.

En febrero de 2015 lanzamos la segunda versión mejorada, con reconocimiento facial y aislamiento de ruidos externos perfeccionados. El nuevo robot veía y oía mucho mejor que su antecesor.

fuente: http://promo-bot.ru/
fuente: http://promo-bot.ru/

Después de testearlo hemos cogido confianza y le permitimos dar una clase magistral sobre el desarrollo de las tecnologías de información a los estudiantes de los dos Institutos Tecnológicos más prestigiosos de Moscú. El PromoBot 2.0 no se cortó ni un pelo y lo hizo a lo grande, permitiendo incluso que le interrumpan con preguntas, respondiendolas sin pausas y recuperando con facilidad el hilo de su presentación.

Ya en marzo de este año 2015 fundamos la empresa “Promo-Bot” con Aleksei Yujakov como socio co-fundador y Director General y firmamos nuestro primer encargo de 50 robots para el Instituto Tecnológico de Moscú (ITM). En total ya tenemos 139 encargos a suministrar hasta mediados de 2016.

Oleg, ¿dónde se fabrican y cual es el precio de sus PromoBots?

Casi todas las piezas las fabricamos en Rusia, a excepción tal vez de las placas base. Nuestro primer robot tenía 5 placas base y todas se fabricaron en Rusia, pero este año, con la salida de la versión mejorada hemos cambiado nuestro diseño y ahora las 5 placas se fundieron en una sola que se fabrica en China por razones de costes. Si según lo previsto llegamos a vender 10 robots al mes, ya podremos fabricar también las placas base en Rusia.

En cuanto al precio, éste variaría entre 7.000€ y 11.000€, dependiendo de las funciones y complementos que quiera que tenga su robot.

Y ¿qué pasa con la competencia?

Bueno, está el FURO-D surcoreano que fue desarrollado en 2007 y que desde entonces no se ha revisado ni perfeccionado para adaptarse a las demandas del mercado actual, sobre todo en lo referente a su precio desorbital.

fuente: http://www.metroecuador.com.ec/
fuente: http://www.metroecuador.com.ec/

En los Estados Unidos de América existe un prototipo del ayudante de compra OshBot que todavía se encuentra en pruebas y no ha salido al mercado.

fuente: http://www.engadget.com/
fuente: http://www.engadget.com/

En Rusia está también el Rbot 100, pero este no es un robot autónomo y debe ser teledirigido por una persona.

fuente: http://www.gizmonews.ru/
fuente: http://www.gizmonews.ru/

Nuestro PromoBot por tanto es actualmente la mejor opción, totalmente autónomo y con un precio más que asequible.

fuente: http://promo-bot.ru/
fuente: http://promo-bot.ru/

¿En qué países está presente su empresa? ¿Qué planes tienen a Medio y Largo Plazo?

De momento estamos sólo en Rusia, pero ya se prepara nuestra expansión a Estados Unidos, Europa, Brasil y Argentina. Nuestro objetivo a Medio/Largo plazo es acaparar al menos 50% del mercado de robots de servicio.

¿Tenéis algún otro proyecto en desarrollo?

Tenemos planeado el desarrollo de un sistema inteligente universal que pueda integrarse fácilmente en cualquier máquina/entorno. Así podríamos crear rápidamente casas inteligentes, ascensores inteligentes, duchas inteligentes… cualquier cosa.

¿Su frase favorita como emprendedor?

Un hombre sin sueños es como un pájaro sin Alas.

¿Algún consejo para los emprendedores verdes?

No tengan miedo de nada. Trabajen, trabajen, trabajen y avancen.

Muchas gracias Oleg por esta magnifica entrevista.
Desde Efecto Helicóptero te deseamos a ti, y a todo el equipo de PromoBot mucho éxito.