Piel artificial – un sueño hecho realidad.

En los últimos años todos los objetos cotidianos a nuestro alrededor fueron convirtiéndose en objetos con un prefijo anglosajón smart (inteligente). Hoy en día tenemos teléfonos inteligentes, televisores inteligentes, casas inteligentes, …
Y ahora es el turno de la piel… ¡Aquí te presentamos la piel inteligente!

professorProfesor KIM Dae-Hyeong de la Universidad Nacional de Seúl (Corea del Sur) es el inventor de la ya famosa piel artificial, la primera piel sintética que consigue reproducir el sentido de tacto de la piel humana.

“Hemos desarrollado una piel sintética que puede sentir exactamente igual que la piel humana. Nuestra piel artificial puede sentir presión, temperatura, tensión y humedad. Es una piel suave al tacto y que incorpora además elementos que la hacen cálida.” – Prof. KIM.

Las capacidades sensitivas de esta piel inteligente se deben a su estructura especial que se divide en varias capas intercomunicadas y de las que cada una juega un papel concreto.

construction_skin

Profesor Kim explica así su estructura interna:

“La capa inferior de la piel es un material gomoso que puede expresar la suavidad de la piel humana. Por encima de esta capa de caucho está la capa de poli-imida ultra-fina y a continuación la de silicona, que actúan como sensores”.

El equipo de Profesor KIM consiguió fijar la piel artificial sobre una mano robótica que fue capaz, gracias a ello, de realizar una variedad de acciones complejas como estrechar la mano a un humano, usar teclado de un ordenador y sujetar una pelota. En estos experimentos la piel artificial jugó un papel primordial captando, procesando  y enviando rápidamente la información que se obtenía durante las interacciones.

Viendo estos avances, uno estaría ya dispuesto a comercializar el invento, pero no es el caso del profesor KIM, quien quiere perfeccionar su invento antes de lanzarse al mercado que le espera ansiosamente.

Para que la piel inteligente sea perfecta, tiene que ser capaz de comunicar y enviar señales al cerebro, posibilitando órdenes directos y en tiempo real.  Este es ahora el objetivo principal del equipo de profesor KIM.

El trabajo se desarrolla con rapidez y eficacia y hay avances importantes, puesto que ya se ha conseguido crear una conexión entre la piel artificial y el cerebro de pequeños animales.

El siguiente gran paso es el cerebro humano.


fuente: Seul National University