¿Necesitas controlar tu azúcar? ¡Hazte un tatuaje!

No te asustes, no es un tatuaje de verdad y no te va a doler.  Un equipo de científicos californianos ha inventado un sistema para posibilitar la fácil e indolora medición de los niveles de glucosa en personas con diabetes.

¡Únete al movimiento de tatuajes saludables!

Se trata del invento de Dr. Joseph Wang (uno de los 100 científicos más influyentes del mundo) y su equipo de la Universidad de California (EE.UU.): un sensor flexible y electrodos estampados se imprimen en un papel de tatuaje (tipo los tatuajes para niños) y a continuación se transfiere por contacto al brazo de una persona. El “tatuaje” se convierte por tanto en una plataforma que posibilita la fácil e indolora medición de los niveles de glucosa en personas con diabetes.

Este invento es una buena noticia para toda la gente que necesita tener controlado su nivel de azúcar constantemente y que hasta ahora ha tenido que usar un artilugio bastante complicado y poco agradable en su uso (tienes que pincharte el dedo e impregnar una tirita de papel con tu sangre).

El “tatuaje vigilante” todavía no tiene nombre comercial y se encuentra en pruebas de validación por la FDA (Ministerio de Salud de EE.UU.). Mientras tanto, el Dr. Wang está ya tratando con socios comerciales potencialmente interesados en darle salida al mercado a este producto innovador. ¡Un dato económico interesante y motivador es que el coste de fabricación del “tatuaje” es de tan solo unos céntimos!

Asimismo, se rumorea que la versión final incluirá también un instrumento de medición con pantalla numérica que podrá enviar los resultados de las lecturas del “tatuaje” a un doctor via Bluetooth y que el mismo “tatuaje” podrá ser ajustado para evaluar la concentración de las moléculas metabólicas del portador o para suministrar medicamentos a través de su piel.

En la nota de prensa de la American Chemical Society (ACS) también se comenta que los investigadores prevén el uso de este “tatuaje” no solo para el control de la diabetes sino también para otras enfermedades como la insuficiencia renal.