¿El 90% de los ingresos de Google está en peligro?

Desde el pasado mes de abril Google empezó a dar prioridad y relevancia en el ranking de búsquedas a las páginas web adaptadas a móvil. De la misma manera, su estrategia publicitaria se concentró en los smartphones. Pero ahora el gigante está preocupado porque ha aparecido una startup israelí que pretende frenar su expansión.
A continuación os contamos la historia de una Guerra declarada…

Hoy en día Google está en todo, es una marca y una empresa omnipresente que forma parte de nuestra realidad cotidiana y que pretende y consigue hacernos la vida más fácil.

El buscador, el mapa mundial, el explorador Chrome, una infinidad de aplicaciones, el Gmail, el YouTube, el sistema operativo Android… la lista de todos estos servicios y gadgets “gratuitos” crece constantemente. Y todo ello, ¿con qué se financia? Pues con publicidad, claro está. La publicidad sigue siendo la principal fuente de ingresos (el 90%) de Google.

Es por esta razón que la noticia de la aparición de una startup israelí llamada Shine Technologies (que podríamos traducir al español como Tecnologías brillantes) ha provocado un verdadero terremoto en el cuartel general del gigante norteamericano. Resulta que los chicos listos de esta recién nacida empresa israelí han desarrollado una aplicación móvil que bloquea cualquier publicidad de terceros mientras navegamos por los vastos territorios de Internet.

lema shine

Nosotros encabezamos la lucha del consumidor por su derecho a poder controlar la publicidad en el móvil.

Esta sería la traducción adaptada del lema de Shine Technologies que podréis ver enseguida que entráis en su página web. Esto y unas imágenes que valen más que 1000 palabras:

shine_antes shine_despues

ANTES                                                      DESPUÉS

Todo esto parece muy bonito y honorable desde luego, pero puede que detrás de esta caballerosidad se escondan otros intereses. Llama mucho la atención otra frase que también aparece en la página principal de la empresa:

shine_quote

Trabajamos con operadores de telefonía móvil que están redefiniendo sus servicios para satisfacer las verdaderas necesidades de los consumidores y ofrecer la posibilidad de controlar los anuncios publicitarios a millones de suscriptores en todo el mundo.

¿En serio? Desde cuándo las compañías de telefonía móvil se preocupan por nosotros y quieren satisfacer nuestras verdaderas necesidades?

Porque yo recuerdo perfectamente la publicidad que me tenía que “comer” con mensajes SMS Push, banners chillones de portales WAP de Movistar, Vodafone y otros. Este tipo de publicidad sí que era intrusiva y molesta. La de Google, en cambio, la considero justa y mesurada y con un gran plus, que son los contenidos, aplicaciones y programas gratuitos muy útiles a nivel personal y profesional, que de no ser por publicidad, no existirían o, si lo hicieran, serían de pago.

Volviendo a Shine Technologies, y en concreto a su web, uno descubre otro hecho curioso en la sección de los principales inversores de la joven startup.

shine_inversores

Resulta que HorizonsVentures es un fondo de inversiones del Sr. Li Ka-Shing (uno de los hombres de negocio más poderosos y ricos de China y del mundo) y que a su vez posee la empresa Hutchison Wampoa Limited que es uno de los grupos de telecomunicaciones más grande del mundo.

LikaShing

Para indagar en este y otros aspectos curiosos nos hemos puesto en contacto con la startup israelí, solicitando una entrevista vía e-mail, pero recibimos un amable rechazo.

Visto todo lo anterior, ya no quedan dudas sobre las “honorables” intenciones de las compañías móviles de liberarnos de la “hegemonía” de Google.  Es una Guerra declarada entre dos gigantes. ¿Cómo terminará?

De momento, Google ya ha reaccionado con un comunicado, apelando a las reglas de juego de neutralidad en la Red:

Bajo las reglas de neutralidad de la red en la Unión Europea y los Estados Unidos, las empresas de telecomunicaciones están obligadas a tratar todos los datos que fluyen a través de sus redes por igual.

La redacción del presente post se ha inspirado en el artículo que salió en BFMBusiness (Francia).